1

Flim Romero

Mi nombre es Flim Romero, soy estudiante de antropología de 3 semestre, y les quiero contar algunas de mis experiencias viviendo fuera del país, no solo se trata de aprender un nuevo idioma, es una gran experiencia te hace crecer como persona. Al lugar al cual viaje a prender ingles, es un pueblo llamado Bournemouth que está ubicado en la parte sur de Inglaterra, estuve allí por 6 meses, al principio es difícil porque estas solo, y dejas a la gente que quieres en Colombia. Y claro cuando llegue a Bournemouth estaban en invierno y las primeras noches fueron demasiados frías y también nevó, era la primera vez que tocaba la nieve y me gusto al principio me gusto, después añoraba que llegase el verano. El colegio en el cual realice mis estudios de ingles es Anglo-continental, es uno de los mejores colegios de lenguas en Bournemouth, y allí empezó todo para mi, el día que empecé clases fue el 2 de febrero del 2009, la gente que conocí en el colegio, se convirtieron poco a poco en grandes amigos y valiosos para ti, porque ellos se convierten en tu “familia inglesa”, aprendes a valorar realmente a la gente, a valorar y a extrañar a tu familia en Colombia, a tus amigos los pones a prueba, en situaciones como esta. Siguiendo con mi historia en Bournemouth, también viví con una familia inglesa que realmente se comportaron a la altura conmigo, se preocupaban por mí, si tenía algún problema ellos me ayudaban a solucionarlo, tanta fue la influencia de la familia sobre mí que termine siendo hincha del Chelsea (me siento orgulloso de ello), con ellos pase 4 meses, después decidid arel un giro a mi vida e irme a vivir solo, conseguí una habitación doble solo para mí y económica, era una casa de estudiantes y el dueño de la casa era un turco y por ende viví con otros 3 turcos, una turca, y otro colombiano.

Esos dos últimos meses en esa casa fueron de lo mejor. Dos personas que conocí en Bournemouth que realmente me cambiaron la vida son, Nizam un muy buen amigo de Turquía, el cual lo conocí el primer día de clases y paradójicamente termine viviendo en el, se convierto en un papa para mi, y siempre decíamos una frase de los dos “like father, like son” aun seguimos en contacto y esperamos que un día de estos nos volvamos a encontrar. La otra persona es Victoria y es mi novia, ella es de Rusia, la conocí por cosas del destino, en el colegio y poco a poco nos fuimos enamorando, y alguien me dijo que “en Inglaterra no vale la pena enamorarse y menos de una extranjera” y esa persona realmente estaba equivocada, las cosas que viví con Victoria con nadie más las he vivido, y hasta el día de hoy, seguimos en relación y la diferencia de horas de Colombia con Rusia son 11 horas, es difícil pero no imposible, estamos haciendo planes para que ella venga a Colombia. Todo esto fue posible gracias a mi familia y a Globlal, gracias a Luis, Miguel y las chicas, siempre estuvieron pendiente de mí y me ayudaron con todo, desde mi primer día hasta el último siempre estuvieron conmigo, y realmente esta agencia de viajes es totalmente diferente que todas, allí me di cuenta que son los únicos que van hasta el colegio en el cual estudias para ver cómo te ha ido, mas que una agencia son unos amigos.