1

Que el equipaje no sea un dolor de cabeza.

Me voy de viaje por un buen tiempo, decidí estudiar otro idioma en el extranjero y aprovecho el tiempo libre para viajar y conocer otras ciudades del país, o incluso, otros países. Tengo itinerarios, boletos, pero ¡oh! Aún no empaco y no tengo la menor idea de qué elementos incluir, ¿Qué hacer? No te desesperes, Be Global te deja una pequeña guía:

 

  • Ropa adecuada: ten en cuenta el clima de la zona a la que vas a viajar. De esto depende el tipo de ropa que tengas que llevar. Si es zona fría, procura irte con un buen abrigo, calcetines, e incluso, guantes y gorro, si lo requiere. Para clima caliente, lleva ropa cómoda y fresca, una gorra y lentes de sol. Recuerda la ropa interior y pijamas. Aunque no lo creas, estos son ítems que la gente olvida con facilidad. Si vas a la playa, no olvides tampoco tu o tus trajes de baño.

 

  • Calzado: Al igual que con la ropa, el destino influirá en si tienes que llevar zapato cerrado o sandalias. Igual, te recomendamos empacar unas zapatillas deportivas, nunca fallan y se ajustan a todo tipo de clima y de terreno.

 

  • Objetos de aseo personal: En esta categoría incluimos cepillo de dientes, dentífrico, desodorante, jabón, champú, toallas higiénicas o tampones (para las niñas), cuchilla de afeitar, colonia, papel higiénico, pañitos y objetos relacionados. Si puedes, lleva tu propia toalla de baño.

 

  • Documentos personales: Aunque se lea obvio, muchas personas olvidan frecuentemente sus documentos. Identifica qué debes tener a la mano y determina un bolsillo o lugar especial para llevarlos contigo. Incluye carné de identificación o pasaporte, seguro médico, datos de contacto en caso de emergencia, mapa de la ciudad, del medio de transporte que vayas a utilizar y los boletos de avión o bus.

 

  • Billetera: Más que el objeto, es el contenido. No olvides, además de tus documentos, incluir tarjetas de débito y crédito y dinero en efectivo.

 

 

  • Mini botiquín: Nunca sabes cuándo una emergencia leve pueda presentarse. Incluye algunos medicamentos esenciales para el dolor de cabeza, las alergias, la gripa e incluso, la gastritis. También incluye antiinflamatorios, Isodine, banditas, algodón, gasa y alcohol, entre otros.

 

Bolsas de plástico y ziplock: Buscamos ser prácticos a la hora de empacar. Las bolsas te pueden ayudar a distribuir mejor el contenido de tu maleta. Además, si quieres dividir la ropa sucia o mojada de la limpia, es una ayuda útil.

 

  • Repelente, bloqueador y crema para picaduras: Protegerse contra las condiciones naturales es una de las máximas a cumplir de todo buen viajero. Empieza con el bloqueador; su uso diario es indispensable. Muchas caminatas bajo el sol o climas veraniegos pueden resecar y curtir tu piel sin la protección adecuada. Igual con los mosquitos, protegerse de estos es un compromiso de salud. Muchos pueden transmitir enfermedades endémicas o simplemente dejar cicatrices y manchas poco estéticas y molestas, por un buen periodo de tiempo.

 

  • Equipos tecnológicos y cargadores: Actualmente, el tamaño y peso de las laptops y cámaras fotográficas ya no son un impedimento para llevarlas con uno. Asegúrate de empacarlas con su forro y sus respectivos cargadores. Si los agrupas en un solo bolsillo o bola, será más fácil ubicarlo cuando la maleta se vuelva un desorden. En cuanto al celular, procura haber ingresado los números de contacto en caso de emergencia. Si puedes agregar una batería portable, sería mejor.

 

  • Música o libros: Probablemente querrás descansar en algún punto de tu viaje o, simplemente, matar tiempo en las largas esperas de vuelos o del metro. Ten a la mano una buena lista de reproducción musical, libros físicos o audiolibros. Incluso, una libreta de notas, que puede serte muy útil para anotar datos importantes que no dependan de la señal del celular, puede ser utilizada como cuaderno de dibujo.

 

  • Linterna, pilas y agua: Estos objetos son siempre por si acaso. Si vas al campo, la linterna siempre será muy útil. Por otro lado, una botella de agua siempre será bienvenida, procura recargarte de este líquido cada vez que puedas, ¡No sabes cuándo te puede hacer falta!