1

CONSEJOS PARA APRENDER RÁPIDO UN IDIOMA

En Be Global sabemos que tú puedes lograr todo lo que te propones y estamos siempre dispuestos a ayudarte, compartiendo toda nuestra experiencia de estudios y viajes en el exterior. Sabemos que aprender un idioma no es tan fácil, es por esto que hoy te daremos unos consejos que te ayudarán a aprender mucho más rápido. ¿Empezamos?

1. HABLA CON TODAS LAS PERSONAS QUE PUEDAS

Sin lugar a dudas, nuestros smartphones e internet se ha convertido en unos compañeros imprescindibles en nuestro día a día, y aún más en nuestros viajes. Sin embargo no es lo mismo interactuar con una aplicación que con una persona real; tienes que hablar con personas nativas, ¡y tan pronto como sea posible! Busca un compañero que también se encuentre estudiando idiomas en tu ciudad y charla mientras tomas un café, van al cine o realizan sus tareas.

2. UTILIZA NUEVAS PALABRAS TAN PRONTO COMO SEA POSIBLE

Muchas de las personas que estudian idiomas se apresuran a realizar listas de palabras nuevas en sus notas, pero nunca las utilizan en la vida real. Escribir tu nuevo vocabulario es una excelente herramienta para que aprendas más rápido el idioma, pero no sólo lo dejes en tus notas, es necesario que lo hables. Recuerda, los idiomas están hechos para ser hablados. Este consejo le da al nuevo vocabulario un contexto vivo ¡y se queda grabado en tu mente más rápido!

3. HAZ MUCHAS PREGUNTAS

No tomes una actitud tímida cuando estés en tus clases de idiomas en el exterior, haz todas las preguntas que se te ocurran. Escribe cualquier duda que pienses durante el día y pregúntalas al momento de tus clases. Recuerda que las mejores preguntas te proporcionan más información y te ayudaran en tu estadía en el exterior.

4. EMPIEZA CON LO QUE REALMENTE NECESITAS

Imagínate que acabas de aterrizar en tu nuevo destina y estás a punto de empezar tu estadía en el exterior y hablar con nativos de este lugar. Ahora es momento de que prestes atención en lo que necesitarías para poder conversar con las personas que te topes, para pedir tus comidas, para preguntar por las rutas de transporte o los lugares de atracción de tu destino. Una vez que hayas identificado las áreas de vocabulario, centra en ellas tus energías, esto hará que la experiencia sea mucho más fluida.

¡Felicidades! ¡Ya estás listo para aprovechar al máximo tu viaje de estudios en el exterior!